2014, el año en que Google Glass nos cambió la vida

2014, el año en que Google Glass nos cambió la vida

Por Oto Whitehead | 3 enero, 2014

2014 es el año esperado de la próxima revolución tecnológica con la llegada de las esperadísimas Google Glass que prometen cambiar la vida de las personas. Internet saltará de las pantallas a la vida real con una realidad aumentada diseñada para conectar nuestro mundo cotidiano con el universo Online.

Google mantiene encerrado bajo siete llaves los detalles de su lanzamiento para el gran público dos años después de que su cofundador Sergey Brin apareciera con un prototipo. Actualmente unos pocos afortunados, la mayor parte desarrolladores, las disfrutan en propiedad tras una petición personal aceptada por Google.

En los últimos meses esta avanzadilla de usuarios nos han dejado pequeñas perlas de la nueva vida que nos espera tras las Google Glass, la ciencia ficción del futuro se cita con el presente. Esta misma semana una novia ha grabado su camino hasta el altar con este dispositivo. En el otro extremo, se han producido las primeras polémicas en el proceso de adaptación a este un producto revolucionario, una mujer acaba de ser multada por conducir con las gafas y han aparecido los primeros restaurantes que prohíben su uso.

Al margen de polémicas las Google Glasses rematan la transformación de los dispositivos informáticos. La informática se fue haciendo móvil con la aparición de los primeros portátiles, una tendencia que se consolidó con las tablets y smartphones. Las gafas son ahora la vanguardia de los elementos portables que facilitan el uso de los dispositivos integrados con la realidad porque las pantallas ya no atrapan nuestra atención.

Aunque todavía no ha salido al mercado, los desarrolladores presentan cada semana nuevas aplicaciones a pesar de que Google ha impuesto como límites la gratuidad y la ausencia de publicidad. Los usos de este dispositivo se antojan ilimitados con efectos directos en las personas en el terreno del ocio o la educación.

novia-google-glass

En estos momentos permite realizar tareas básicas de los smartphones a través de un comando de voz. Gracias a su sistema de reconocimiento basta decir ok glass para realizar videollamadas, fotos, vídeos, mandar un correo, navegar por Internet o conocer los detalles de ubicación a partir de una aplicación de mapas.

La última actualización incluye usos muy interesantes como tomar fotografías con un simple guiño o subir vídeos. Asimismo, la lente se adapta como reproductor de música y de vídeo.

Las gafas son ya perfectas para practicar el showrooming, la compra de producto en una tienda física contrastando su precio Online, reservar un restaurante o chequear el email. Además, han permitido transmitir la primera operación quirúrgica en streaming, lo que abre la puerta a intervenciones compartidas por especialistas en diferentes localidades. Esta misma función se puede aplicar para cursos educativos Online.

Algunos desarrolladores preparan aplicaciones vanguardistas que entran en el campo de la domótica. Por ejemplo, la empresa Revolv ha conseguido abrir puertas o encender luces con una simple mirada con las gafas tecnológicas.

La realidad aumentada es una de las grandes potencialidades de las gafas para lograr resultados sorprendentes. Así, la simple lectura de un libro puede ser una experiencia inolvidable si las ilustraciones cobran vida con imágenes en 3D. Los tradicionales hábitos de compra en las tiendas físicas también pueden transformarse con una etiqueta multimedia en la que muestre el uso del producto a través de un vídeo.

Los usos de las Google Glass parecen ilimitados. ¿Cuál es el que más te interesa?

2014, el año en que Google Glass nos cambió la vida

Valora este artículo

wokomedia

, , ,

¿Te ha gustado el artículo?

Suscríbete a la newsletter y recibe cada semana los contenidos en tu email.