Guía práctica: cómo hacer benchmarking en una web

Guía práctica: cómo hacer benchmarking en una web

Por Pablo Guerenabarrena | 28 julio, 2015

Analizar la web de la competencia no es hacer benchmarking.

Navegar por los blogs del sector no es realizar benchmarking.

Hacer 4 capturas de pantalla en las webs que nos parecen interesantes no es hacer benchmarking.

Criticar sin criterio alguno diferentes webs no es hacer benchmarking.

Eso es perder el tiempo y vagar sin rumbo fijo en un proyecto. Hacer un benchmarking provechoso y al que sacarle partido es algo que va mucho más allá.

Y es que no solo debes aplicar una buena estrategia de marketing online en tu proyecto web, sino que debes saber muy bien qué están haciendo los líderes de tu sector y tu competencia.

Para conocer bien qué criterios se aplican en una estrategia digital es recomendable realizar un benchmarking web o análisis comparativo del sector de forma periódica. Así podrás medir qué funciona, por qué palabras clave están optando en sus proyecto web y qué tipo de acciones están llevando a cabo.

Para ello, lo primero de todo es realizar un análisis estructural, que permita tener identificados a los líderes de tu sector y ver su evolución.

Así que, si tienes un proyecto web al que quieres sacar el máximo rendimiento, debes conocer cómo realizar un estudio comparativo de la competencia para optimizar tu sitio web y tener una estrategia coherente para tu marca y el entorno en el que se mueve.

Qué es un benchmarking

Antes de nada, debes saber que no es lo mismo benchmark que benchmarking. Benchmark señala a quién es el mejor en un sector y benchmarking es el proceso a través del cual se realiza la comparación de las diferencias con el líder (benchmark).

Ahora sí. Un benchmarking, en marketing online, es un estudio pormenorizado de la comunicación que proyectan las marcas líderes de un sector y que son competencia de la marca que realiza el estudio comparativo. El objetivo de un benchmarking es realizar un profundo análisis para detectar acciones de marketing y comunicación que pueden ser importantes para otra marca y que le pueden permitir ofrecer valor añadido.

Algunas preguntas que debes hacerte al realizar un benchmarking web o análisis comparativo en la web

  • ¿Cómo es la arquitectura de información que presenta?
  • ¿Qué palabras clave utiliza en el Title de cada una de las páginas?
  • ¿Tiene blog? ¿Cuál es la periodicidad de publicación?
  • ¿Cuál es el nivel de indexación? ¿Cuántas páginas indexadas tiene en Google cada web que analizamos?
  • ¿Cuál es el pagerank de la página web?
  • ¿Quién es su público objetivo? ¿Se dirigen a ellos de forma explícita?
  • ¿Utiliza las redes sociales para difundir su marca?
  • Ratio de texto vs código. ¿Cuál es ese porcentaje?
  • ¿Cómo es su posicionamiento SEO?
  • ¿Qué tipo de call to action utiliza la web?
  • ¿Qué les hace diferentes? ¿Cuál es su valor añadido?
  • ¿Acciones especiales de marketing online que detectamos?

Lo que está claro, es que un benchmarking web te permite detectar claves o acciones a llevar a cabo que quizás tu marca no se había planteado; ofrecer valor añadido. De igual manera, puedes determinar hacia qué tipo de posicionamiento orgánico en buscadores se están enfocando las marcas líderes o tu competencia.

Esto es de gran utilidad para comprobar si las palabras clave que tu proyecto web está tratando de posicionar son las mismas que las de tu competencia o si puedes tomar ideas sobre algunos términos de búsqueda, que no habías tenido en consideración al desarrollar el análisis de palabras clave para tu marca.

Por tanto, es recomendable fijarse una serie de indicadores o claves para analizar. Nuestra recomendación es que realices una tabla en excel con todas las métricas y cuestiones que quieres analizar:

  • Keywords
  • Title págs.
  • Metadescripción.
  • Indexación en Google.
  • % ratio vs texto.
  • Blog.
  • Temática blog.
  • Días de publicación.
  • Categorías blog.
  • Social media.
  • Sentimiento de los comentarios.
  • Arquitectura de la información.
  • Uso de Hx.
  • Número de enlaces.
  • Valoración de marketing de contenidos (en base a checklist de agencia).
  • Descripción de productos (si es un ecommerce).
  • Contacto.

Así, se puede ser mucho más efectivo en el análisis que se lleve a cabo.

También es recomendable que se determine con qué tipo de método se va a realizar la medición (herramientas especializadas, estimaciones de tráfico o análisis por parte de alguien de tu equipo).

Cómo presentar un benchmarking comparativo

Si necesitas presentar los datos a otras personas, también es recomendable que lleves a cabo capturas de pantalla y analices, en base a patrones comunes gráficos, las páginas de los competidores. No debe guiarse el análisis por un simple me gusta o no me gusta personal.

Nosotros, para llevar a cabo las presentaciones de benchmarking a muchos de nuestros clientes realizamos una estructura personalizada y coherente en la presentación.

No solo en la medición de los mismos términos o conceptos en cada una de las páginas web analizadas, sino también en las páginas elegidas para visualizar en el informe de cada web:

  • Homepage.
  • Página de servicios.
  • Página detalle producto.
  • Post del blog.
  • Home del blog.
  • Cabeceras en redes sociales.
  • Imagen y descripción utilizada en la app corporativa.

Si en cada proyecto analizamos las mismas variables a la hora de presentar el benchmark comparativo, también presentamos las capturas con cierto orden y lógica; estableciendo puntos comunes en la presentación y haciendo mucho más comprensible los resultados de situación del nicho de mercado en el que opera la marca.

8 razones por las que hacer un benchmarking web o análisis comparativo para un proyecto de marketing online

  1. Detectar patrones de comportamiento usuarios.
  2. Palabras clave orientadas a posicionamiento SEO.
  3. Densidad de contenido en la web respecto al código. (calcúlalo con nuestra herramienta)
  4. Actualización y periodicidad de publicación de contenidos.
  5. Call to action que se utilizan en tu nicho de mercado.
  6. Buzz sobre tu sector. Identificación de comunidades alrededor de las marcas.
  7. Análizar la experiencia de usuario.
  8. Mejorar un proyecto web.

En definitiva, un buen benchmarking web comparativo sirve no solo para tener controlada la evolución de los líderes del sector y la competencia, sino también para mejorar el proyecto web que se tiene entre manos.

Lo importante de un buen #benchmarking es que no se quede en un cajón tras su presentación.

Se trata de analizar buenas prácticas e implementar valor añadido a un proyecto web con una medición constante, siendo eficaces en la optimización de la estrategia digital.





Hacer benchmarking comparativo




Guía práctica: cómo hacer benchmarking en una web
5 (100%) 2 votos

Estrategia y herramientas

, , , , , ,

¿Te ha gustado el artículo?

Suscríbete a la newsletter y recibe cada semana los contenidos en tu email.

¿HABLAMOS?

Estamos deseando hablar contigo sobre negocio y resultados. Completa el formulario y empecemos a contar la historia juntos.

Serán 30 segundos, te contestaremos en menos de 24 horas.

Contacto
4.67 (93.33%) 6 votos

Si lo prefieres llámanos al 94 480 74 26 o escríbenos a hola@wokomedia.com